close switcher global page

Corte con láser

La más alta calidad, la mejor precisión

El proceso de corte con láser utiliza un fuerte rayo láser enfocado producido por un diodo láser. El rayo láser de alta energía calienta la superficie del material y derrite rápidamente los capilares del material. El diámetro del capilar responde al diámetro del láser utilizado. Durante el proceso de corte, se utiliza un gas asistente para expulsar el material fundido del corte. Como resultado, la calidad del corte y la velocidad son muy altas en comparación con otras tecnologías de corte.

Puede elegir entre tres tipos básicos:

Con el corte por sublimación, el rayo láser lleva al material directamente hasta su punto de vaporización (sublimación). Un gas de corte inactivo (inerte) tal como el nitrógeno expulsa el material fundido del corte. Los materiales típicos son, entre otros, madera y plástico. Los metales delgados también puede cortarse de esta manera.

En cambio, el corte por llama de oxígeno se caracteriza por el hecho que el material solo se calienta hasta su temperatura de ignición. El oxígeno se utiliza como gas de corte a fin que el material se quema y forma un óxido que se derrite debido a la energía adicional de la combustión. El oxígeno del corte después expulsa la escoria del corte. El material típico es, por ejemplo, acero de aleación baja (acero dulce).

Para el corte por fusión, el rayo láser derrite directamente el material. Al igual que con el corte por sublimación, aquí se utiliza un gas inerte, usualmente el nitrógeno, para expulsar el material fundido del corte. Este proceso se utiliza típicamente en aceros aleados (acero inoxidable).

Todos los procesos tienen en común el hecho que, debido al enfoque angosto del rayo láser, el ancho del corte es muy pequeño en comparación con los otros procesos de corte térmico. Todos los procesos tienen en común el hecho que, debido al enfoque angosto del rayo láser, el ancho del corte es muy pequeño en comparación con los otros procesos de corte térmico. El consumo de calor que entra al material es relativamente bajo por lo que hasta geometrías pequeñas pueden cortarse. Además, el borde del corte es relativamente recto por lo que este proceso de corte ofrece componentes de precisión muy alta.

Esto significa que el corte por láser se usa en las áreas de mayor diversidad, específicamente cuando se requiere de una alta precisión en la geometría del componente y en el borde del corte. El rango preferente para hojas de acero es un espesor de material de hasta .375" (20 mm) y en ciertas circunstancias hasta 1" (25 mm). Para esta aplicación, se utilizan principalmente láser de CO2 y láser de fibra. Para mayores espesores, usar el corte con láser solo tiene sentido en aplicaciones especiales, normalmente en este caso se utilizan otros procesos de corte (corte por oxicombustible o plasma).

CARACTERÍSTICAS:

Espesor de la placa: .004" (.1 mm) hasta 2" (50 mm)
Típico: .20" (.5 mm) hasta .375" (20 mm)

FUNCIONES CLAVE:

  • Luz láser que puede enfocarse bien de 2" (50 mm) a .007" (.2 mm)
  • Radiación láser: coherente, monocromática, alta energía
  • Muy alta densidad de energía (un poco de MW/cm2)
  • La luz funde o vaporiza parcialmente el material y un vapor de gas adicional lo disipa
  • Alta a media calidad del corte (aspereza)
  • Planos lisos a ásperos y verticales del corte
  • Superficies metalúrgicas perfectas (oxidadas) o superficies metálicas en blanco (corte por gas inerte a alta presión)
  • Consumo de calor bajo
  • Altas a bajas velocidades de corte
  • Endurecimiento dentro del área de la zona afectada por el calor (HAZ) (poco)
  • Polvo así como radiación UV e IR